Talasoterapia y bienestar

APROVECHAR LAS VIRTUDES DEL MAR EN UN ENTORNO PRIVILEGIADO

Con una cuarentena de centros de talasoterapia, Túnez se impone como el segundo mejor destino, después de Francia, para recibir una cura de yodo. Gracias a sus instalaciones de última generación y su personal cualificado, el país permite aprovechar las virtudes del agua del mar a precios muy interesantes.

La idea de dejarse cuidar por el mar no surgió ayer. Fue en 1904, cuando el biólogo René Quinton justificó científicamente las virtudes terapéuticas del medio marino, estableciendo la similitud entre la identidad de su composición y la del plasma sanguíneo. De este modo utilizó su descubrimiento para tratar las gastroenteritis que causaban estragos entre los niños de la época. Practicada en forma de inyecciones de agua de mar, la cura dio resultados más que satisfactorios.

Al mismo tiempo, los médicos se dieron cuenta de que los baños calientes yodados ayudaban a sellar las fracturas y mejoraban notoriamente los dolores en las articulaciones. La terapia marítima, que al principio se recetaba a personas con enfermedades óseas, reumatismos graves o que habían sufrido un accidente, pronto consiguió destacar como cura preventiva de numerosos tipos de deficiencias. Por ello, se recomienda especialmente en caso de dolores de espalda, problemas circulatorios o tensiones musculares.

Gracias a las virtudes reconstituyentes del medio marino, también reequilibra el organismo en profundidad. Los centros han entendido esto a la perfección y son muchos los que ofrecen cuidados de cariz relajante. En cuanto a Túnez, el país presenta, por su clima, las condiciones ideales para relajarse en cualquier temporada del año. Una cura de talasoterapia en este entorno privilegiado permite deshacerse de la fatiga y disfrutar del placer de alejarse del mundanal ruido a tan solo unas pocas horas de avión.

Elegir su centro de talasoterapia

Se recomienda dar prioridad a los establecimientos situados en la costa norte si se busca tranquilidad.

Cuidados

Estos últimos pueden incluir sesiones de aquagym o masajes con chorros en recorridos marinos especialmente estudiados para aliviar las contracturas musculares.

Tratamiento modelo

Independientemente de cuál sea el establecimiento elegido a lo largo de las costas tunecinas, el tratamiento se desarrollará más o menos de la misma manera.