Zarzis

LA PUERTA DEL GRAN SUR

Es el gemelo de Djerba, en tierra firme. Ahí descubrimos las mismas playas de arena blanca, las mismas palmeras silvestres, el mismo mar tornasolado de turquesa. Si bien Zarzis es un destino soñado para unas vacaciones serenas, es también una excelente puerta de entrada para descubrir el Gran Sur y regalarse por algunas horas el estremecimiento del desierto.

Al final de la carretera está el Gran Erg, sus dunas de voluptuosas y curvas y sus milagrosas palmeras. Pero por el camino, también hay mucho por descubrir. El sureste tunecino es una región insólita donde los paisajes áridos, de una belleza austera, han dictado unos modos de vida especialmente originales…

Allí se encuentran las famosas casas subterráneas de Matmata, con sus habitaciones excavadas bajo el suelo en torno a un cráter; Tamezret, un pueblo bereber con forma de laberinto en la ladera de la colina; Chenini, cuyas casas cuelgan de las paredes de una cresta rocosa; y Douiret y su mezquita subterránea.

Luego están los famosos "ksour", castillos en pleno desierto de grava donde los nómadas ponían sus cosechas a buen recaudo. Más lejos, un paisaje más suave, palmares y manto de polvo blanco: la orilla del desierto de arena, el Gran Erg, de una belleza fascinante.

Qué ver y hacer

  • La región de los "ksour", pueblos y graneros colectivos fortificados formados por "ghofas", donde los nómadas almacenaban antaño sus cosechas: se trata de un paisaje sobrecogedor de llanos pedregosos y mesetas áridas (Medenine, a 62 km de Zarzis y a 69 km de Djerba).
     
  • El Gran Erg Oriental, desierto de arena (a unos 160 km de Djerbao de Zarzis).
     
  • Matmata, viviendas trogloditas con forma de cráteres rodeados de habitaciones subterráneas.
     
  • Gigthis, yacimiento arqueológico (ruinas bizantinas).
     
  • Gabès, inmenso oasis a orillas del mar, muy conocido por su alheña y su mercado de especias (a 100 km de Djerba, a 140 km de Zarzis).