Un desierto muy colorido

PAISAJES FABULOSOS LLENOS DE CONTRASTES

Solo una pequeña parte del Sahara decidió instalarse en Túnez, pero ¡qué parte! El sur tunecino ofrece paisajes fabulosos llenos de contrastes que pueden descubrirse en una ruta de varios días.

La excursión puede comenzar, por ejemplo, en el corazón del Gran Erg Oriental y acabar en las alturas, en los oasis de montaña. Al llegar a Tozeur, los todoterreno están ya esperando preparados para partir rumbo a Ain Chott. Desde allí, al viajero le espera una ruta de tres días por la tradición nómada más auténtica. Largas méharées al ritmo de los camellos, tés en torno al fuego, puestas de sol inolvidables al compás de cantos bereberes...

Lo que se ofrece al excursionista es todo un concentrado del Sahara. Después de las dunas, los todoterreno ponen rumbo a Matmata y sus aldeas trogloditas antes de adentrarse en el paisaje mineral del Chott El Jerid para descubrir los oasis de Tamerza y Chebika. ¿Quién dijo que el desierto fuera monótono?